Saltar al contenido
Mi Adicción

Cómo Ayudar a un Alcohólico para que Deje de Tomar

cómo ayudar a un alcohólico

¿Sabes cómo ayudar a un alcohólico? ..Aquí te explicamos la mejor manera de hacerlo.

Si tu ser querido tiene un problema con la bebida, este artículo puede brindarte información sobre un plan de recuperación simple. Con su ayuda, millones de ex alcohólicos ahora pueden llevar vidas cómodas y productivas sin necesidad de alcohol.

Durante más de siete décadas, Alcohólicos Anónimos ha trabajado con éxito con hombres y mujeres de todos los ámbitos de la vida y de todos los orígenes. Antes de unirse a A.A., la mayoría de estas personas habían tratado de controlar su forma de beber por sí mismas, solo para darse cuenta, después de repetidos fracasos, de que no había nada que pudieran hacer al respecto.

Al principio, no pueden imaginar una vida sin beber y es posible que no quieran admitir que son alcohólicos. Sin embargo, con la ayuda de otros miembros de A.A., aprendieron que no tenían que beber. Descubrieron que una vida sin alcohol no solo es posible, sino que también puede ser feliz y muy gratificante. Las personas más cercanas a un alcohólico a menudo tienen dificultades para ver y reconocer que alguien a quien quieren puede ser alcohólico.

Alcohol + Calor  combinación que puede ser mortal >>

En su opinión, tal cosa no puede ser verdad. Deseosos de negar la seriedad del problema, deciden confiar temporalmente en el compromiso del alcohólico de que no volverá a beber. Sin embargo, al ver que repetidamente el adicto rompe con su promesa y se mete en más y más problemas, no les queda más que reconocer la terrible verdad. Entonces comienzan a buscar desesperadamente una solución.

Creyendo que todo su amor y todos sus esfuerzos por ayudar resultaron en vano, se sintieron muy frustrados. Si alguna vez te has sentido así, entenderás y estarás lleno de esperanza al conocer las experiencias de las parejas, familiares, amantes y amigos de los miembros de A.A. Quienes alguna vez sintieron lo mismo y han visto como aquellos bebedores problemáticos lograron vencer la adicción por el alcohol.

En esta sección encontrarás respuestas a muchas preguntas que mucha gente ha hecho antes y después de que los alcohólicos entraran en A.A. Si los bebedores problemáticos se ríen de la idea de que tienen dificultades con el alcohol, o si odian consejos similares, las siguientes páginas pueden ayudarte explicándote lo que puedes y no puedes hacer. Si un alcohólico ya es miembro de Alcohólicos Anónimos, la siguiente información te ayudará a comprender la forma de vida en dicha comunidad.

Cómo ayudar a un alcohólico con su adicción

Entiende su problema

Millones de hombres y mujeres han dejado de beber en Alcohólicos Anónimos. Ese número incluye una amplia variedad de personas, desde adolescentes hasta octogenarios. De esta población está claro que A.A. puede ayudar a mujeres, hombres, ancianos, jóvenes, ricos y pobres educados y sin educación.

cómo ayudar a un alcoholico

Al igual que con todos los libros y folletos de A.A., la información no se basa en la teoría, sino en la experiencia: la experiencia de aquellos que tienen una relación cercana con alcohólicos que saben cómo es vivir con ellos. Si estas personas pudieran hablar contigo, podrían decirte:

Sabemos las dificultades que estás pasando,sabemos lo perturbador que puede ser vivir con un alcohólico, ver cómo las relaciones cercanas se rompen por la ira y el conflicto irracional, ver a las familias vivir un infierno, qué perturbador es ver que el dinero no se gasta en necesidades, sino en hospitalizaciones relacionadas con el alcohol o las drogas. Es desgarrador ver crecer a niños en circunstancias anormales e impredecibles.

Pero todos sabemos que si la persona que le importa reconoce su problema y realmente quiere dejar de beber, hay una solución que funciona tanto para nuestros seres queridos como para los suyos.

A pesar de los problemas causados ​​por el alcohol, es posible que no quiera admitir que un ser querido es alcohólico. Tal vez un bebedor compulsivo, sí, pero no un alcohólico. Esta palabra puede tener demasiados significados confusos para ti. Incluso si un alcohólico admite ser alcohólico, aún puede tratar de negarlo.

Muchas personas sienten lo mismo por sus seres queridos hasta que se dan cuenta de que el alcoholismo es una enfermedad, un hecho que ahora está médicamente confirmado. Anteriormente, las personas cercanas a los alcohólicos podrían pensar que ellos tenían la culpa.

No sabemos cómo o por qué comienza el alcoholismo. Aunque esta enfermedad es no contagiosa, se sabe que solo es cuestión de responsabilidad y de propiedad personal entre quienes tienen la mala suerte de padecerla. Nadie, profano o científico, tiene una comprensión firme del por qué.

Cómo dejar de tomar alcohol para siempre

Los alcohólicos pueden recuperarse

Los alcohólicos son personas con una enfermedad para la que no existe una cura conocida, es decir, no existe una cura que les permita beber con moderación durante tanto tiempo como los no alcohólicos. Debido a que es una enfermedad, una compulsión física junto con una obsesión mental por beber, los alcohólicos deben aprender a mantenerse completamente alejados del alcohol para vivir una vida normal.

como ayudar a un alcoholico

Fundamentalmente, el alcoholismo es un problema de salud, una enfermedad física y emocional, no un problema de fuerza de voluntad o debilidad moral. Así como es una tontería culpar a un diabético por estar enfermo por falta de fuerza de voluntad, es una tontería culpar a un alcohólico o ver su forma de beber como un vicio.

El alcoholismo sigue una variedad de caminos. Algunos A.A. bebieron de manera descontrolada el primer trago. Otros bebieron lentamente hasta terminar perdiendo el control y otros pueden abstenerse durante mucho tiempo y luego sumergirse de cabeza en un frenesí de alcohol. Estos últimos son conocidos como bebedores «regulares».

Una cosa que todos los alcohólicos parecen tener en común es que su forma de beber empeora con el tiempo. No hay evidencia concluyente de que las personas que beben alcohol puedan reanudar el consumo social moderado durante un largo período de tiempo. No se puede ser «un poco alcohólico».

Debido a que la enfermedad progresa por etapas, algunos alcohólicos tienen síntomas más extremos que otros. Sin embargo, una vez que cruzan la frontera hacia un estado alcohólico, no hay vuelta atrás para los alcohólicos.

¿Qué puedes hacer?

Ahora que sabes que millones de alcohólicos han recuperado la sobriedad en A.A., es posible que desees «hacer algo» por los alcohólicos de tu vecindario. Tal vez quieras explicarles que el alcoholismo es una enfermedad y sugerirles que lean este blog y se asista inmediatamente a una reunión de A.A. más cercana.

A veces, este enfoque del problema tendrá éxito. Después de leer algunos folletos o libros de A.A., muchas personas con problemas con el alcohol llaman a A.A., comienzan a asistir a las reuniones y dejan atrás definitivamente sus días de bebedores. Sin embargo, la mayoría de los alcohólicos activos no están dispuestos a acudir a A.A. ni a hacerlo únicamente a instancias de un ser querido.

El hábito de beber está arraigado en la personalidad y, a menudo, la bebida compulsiva les hace rechazar cualquier ayuda. Admitir que eres alcohólico, por obvio y simple que parezca, significa comprometerte a hacer algo al respecto. Muchas veces, un componente de la enfermedad es la creencia del alcohólico de que beber es necesario para afrontar la vida. En la mente perturbada de un alcohólico, la necesidad de beber puede parecer una cuestión de vida o muerte.

¿Cuál es el momento adecuado?

Cuando un alcohólico está «listo» para unirse a A.A. no es fácil. No todos los alcohólicos entran en el mismo estado físico o mental antes de buscar ayuda. En otra sección puedes ver un desglose de bebedores problemáticos.

grupo de ayuda

Puede tomar algún tiempo para que los alcohólicos reconozcan su enfermedad. Pueden argumentar que su problema es «diferente» y decir que el programa de A.A. no es ni necesario ni deseable para ellos. Estos bebedores a menudo insisten en que están lejos de tocar fondo y se hunden más y más al mismo tiempo. O simplemente insisten en que pueden permanecer sobrios. Desafortunadamente, no pueden, y nunca lo harán.

Para todos aquello que tienen un familiar, amigo o un hijo adolescente en esta situación,estas reacciones y evasivas pueden parecer pastillas difíciles de tragar. La verdad es que a nadie se le puede obligar asistir al programa. Sin embargo, si el bebedor que le importa es reacio a buscar ayuda, hay cosas que puedes hacer para ayudarlo a recuperarse.

Puedes obtener una sólida comprensión del programa de A.A. para estar en la mejor posición cuando esté listo para buscar ayuda. Puedes obtener información sobre el programa poniéndose en contacto con A.A. O con el grupo familiar de Al-Anon. En muchos lugares, las personas cercanas a A.A. (o aquellas que necesitan A.A.) se reúnen periódicamente para intercambiar experiencias y opiniones sobre el alcoholismo.

Forman parte del llamado grupo familiar Al-Anon. Al-Anon no está afiliado a A.A., pero ha contribuido significativamente a aumentar la comprensión del programa de recuperación. Su credo nos dice que el alcoholismo existe en la familia y que un cambio de actitud puede facilitar la recuperación.

La larga experiencia de A.A. nos ha enseñado la necesidad de tener confianza y paciencia cuando animamos a los alcohólicos a comenzar el proceso de recuperación. Si un alcohólico responde a su invitación al programa, puede que Incluso se niege hablar del tema, sintiéndose frustrado y resentido. A veces, esto se debe a los efectos que la enfermedad a causado en su familia.

Quizás en algún momento hayas decidido dejarlo solo con su problema debido a que resulta un infierno seguir viviendo con el.Sin ningún lugar a donde ir, los alcohólicos pueden entonces recurrir a A.A. en busca de ayuda acción que difícilmente tomarían si la persona no se hubiera marchado.

A veces el ser cruel de vez en cuando resulta adecuado por un período de tiempo antes de ser amable y bondadoso.

El alcohólico puede parecer que se opone a la filosofía de A.A. mientras está casi listo para aceptar tu apoyo. En esta etapa, el alcohólico a menudo se siente confuso: sabe que tiene que hacer algo para lidiar con la enfermedad, pero no puede hacerse una idea clara de la situación.

Los alcohólicos a menudo tienen conceptos erróneos acerca de A.A. y sus miembros. Es entonces en este punto cuando lo que sabes acerca de A.A. Puede ser de gran ayuda durante este período tan decisivo ya que podrás responder preguntas, hacer sugerencias y corregir suposiciones falsas sobre A.A.

¿Qué puedes esperar cuando un ser querido se une a A.A. después de años de alcoholismo?

No todas las personas con problemas de alcohol que vienen a A.A. Se las arreglan para dejar de beber y entrar en una sobriedad cómoda, feliz, fácil y rápidamente.Si bien el alcoholismo se puede controlar, casi siempre hay otros problemas menos graves que deben abordarse.

En su entusiasmo por su nueva vida, los alcohólicos pueden comenzar a asistir a A.A. sin interrupción así como también visitando a otros alcohólicos para ayudarlos, por lo que es probable que no tengan mucho tiempo disponible para pasarla contigo.

Después de disfrutar de su salud restaurada, algunos pueden volver al trabajo con fuerzas e interés renovados. Otros pueden desear continuar sus estudios para lograr algunos objetivos profesionales largamente postergados.

Este intenso interés en A.A., su trabajo o sus estudios a menudo parece tan egocéntrico como solía ser cuando bebía. Los alcohólicos, mientras están sobrios, todavía sufren de la misma enfermedad, y no se puede esperar que los no bebedores cambien su comportamiento extraño de la noche a la mañana. Ciertas formas de pensar ya pueden estar arraigadas. Sin embargo, con el tiempo, la mayoría de los A.A. logran una mayor estabilidad.

El programa de AA no está diseñado para ser una ruta de escape, sino un puente hacia la vida normal.

ayudar a un alcoholico

Después de dejar el alcohol, los alcohólicos a veces sorprenden a sus seres queridos valorando su espiritualidad recién descubierta. Es posible que hayan ido demasiado lejos en este sentido. Generalmente, esta fase no dura mucho y tiende a facilitar una vida espiritual sana y satisfactoria.

Si usted es un bebedor social, probablemente se esté preguntando qué debe hacer con esa forma de beber ocasional, o  con la bebida que guarda en casa para eventos especiales ahora que su ser querido ha dejado de beber. ¿Ayudaría una abstención total? ¿Deberías dejar de servir alcohol a los invitados?.

Si a un alcohólico recién sobrio le molesta la vista o el olor del alcohol, es recomendable actuar con prudencia; lo ideal es continuar con la vida y evitar tanto como sea posible a los viejos amigos-bebedores, los cócteles y la sociedad de bares. En última instancia, los alcohólicos deben cuidar su salud.

Lo más importante, es la actitud que el alcohólico debe mantener hacia sus propios problemas una vez sobrio. Debe dejar de beber, no beber para sí mismo.

Algunas consideraciones acerca de las Recaídas

La mayoría de las personas que recurrieron a A.A. en busca de ayuda, algunas  lograron la sobriedad sin mayores problemas, así como también lograron mantenerse sobrios; otros tuvieron dificultad para comprender y aceptar el plan de A.A. Rápidamente olvidan lo que significa estar borracho.

Después de recuperar su salud física y encontrar que sus vidas son más manejables, pueden desviarse del plan mentalmente, olvidando los principios, o físicamente asistiendo a menos reuniones. Estas personas pueden sufrir algunas recaídas. Pueden volver a embrutecerse de alcohol. Esto puede ser desgarrador y muy angustiante para su ser querido ya que puede despertar sentimientos de miedo y desesperanza.

Sin embargo, como sabe cualquier persona con experiencia en A.A., esta recurrencia no necesariamente seguirá repitiéndose en el futuro. Si un alcohólico puede revisar honestamente sus acciones y pensamientos antes de la recaída, por lo general puede evitar que vuelva a suceder.

De hecho, la recaída puede ser una buena lección para los alcohólicos que creen que pueden «curar» el alcoholismo simplemente por haber estado «sobrios» por un tiempo.

El exceso de confianza y el pensamiento poco realista a menudo conducen a una recaída. El juicio se nubla y algunos alcohólicos llegan a creer que pueden llegar a controlar al alcohol. Asisten cada vez a menos reuniones, o empiezan a criticar a los de su grupo, olvidando las tradiciones de A.A.

Esto nos recuerda que los alcohólicos siempre deben anteponer los principios del programa a las personalidades de los miembros. Los alcohólicos también pueden olvidarse de la premisa de vivir un día a la vez.

¿Cómo puedes ayudar?

Tu comprensión de la naturaleza del problema puede desempeñar un papel decisivo para lograr y mantener la sobriedad del alcohólico. La esperanza es el tema eterno de A.A.

En antaño el problema acerca de como ayudar a un alcohólico resultaba muy complicado debido a la escasa información que circulaba Muchos miembros que alguna vez fueron considerados perdedores ahora viven sobrios por años gracias a la ayuda de estos grupos de superación y al apoyo de la red familiar y de miembros.

Esta información se basa en sus experiencias y en las experiencias de quienes los aman. Le recordará que nunca se debe perder la esperanza y que puedes ayudar al comprender la enfermedad y estando dispuesto a aplicar el programa en su propia vida diaria. No está solo. En el camino, le acompañarán las esperanzas y los mejores deseos de millones de alcohólicos que ya viven en sobriedad.

¿Dónde puedes obtener ayuda?

El alcoholismo no solo afecta a los bebedores, sino también a sus seres queridos y amigos de verdad.

En México y en el mundo existen grupos que brindan apoyo a familiares y amigos de alcohólicos. Esta comunidad se llama AL-ANON y es abierta, gratuita y confidencial.

Al ANON México

Sitio web: https://alanon.mx/

AL ANON Internacional

Sitio web: https://al-anon.org/es/